Más soldados para Afganistán


España ha decidido echar la carne en el asador en Afganistán y aumentar en un 50% su presencia militar. Eso es lo que se puede deducir de la última ampliación en el número de efectivos en el país asiático. Concretamente, se han destinado 511 soldados que constituyen un gesto de apoyo a la nueva estrategia que pretende desarrollar la administración Obama. Las reacciones no se han hecho esperar. El Presidente estadounidense se ha mostrado muy contento con la medida del ejecutivo, tal y como han afirmado fuentes gubernamentales al diario 'El País'. Y no es para menos. Poco a poco, Barack Obama está consiguiendo que los aliados de la OTAN destinen más recursos en un conflicto que se prevé largo y costoso y cuyo éxito pasa por la progresiva trasferencia de competencias a las mermadas autoridades afganas.

En los últimos meses, esta región asiática está tomando una importancia vital en la lucha contra lo que se denomina 'terrorismo internacional'. Las recientes ofensivas del ejercito pakistaní contra los simpatizantes de los talibanes en las regiones limítrofes con Afganistán son una muestra de ello. En este sentido, el proceso de pacificación en estas naciones está adquiriendo mayor relevancia a la par que la situación en Iraq se está estabilizando. Y es por ello, gracias a lo que EE.UU. puede centrarse en un país que cuenta con amplias regiones rebeldes.

Volvamos al tema de ampliación del número de soldados españoles en Afganistán. Cuentan las malas lenguas que en esta ocasión la decisión ha nacido del propio Rodríguez Zapatero. ¿A qué se debe? Muchos podrán pensar que a la buena sintonía que mantiene con el nuevo inquilino de la Casa Blanca. Es cierto, pero también se ha dado gracias a la nueva estrategia que planteó Barack Obama el pasado 1 de diciembre. En aquella fecha, el Presidente de EE.UU. defendió en la academia de West Point el envío de 30.000 soldados más. Pero ahí no quedó todo. Los principales puntos de las nuevas pautas en Afganistán son:
  • Afganización, lo que significa, asunción de la responsabilidad de seguridad por parte de las autoridades locales.
  • Voluntad de ganarse a la población y evitar víctimas civiles.
  • Implicación de Pakistán en la lucha contra los grupos talibanes.
Estas son los brochazos de una estrategia que debería haber llegado mucho antes. De hecho, Iraq es una muestra de que este tipo de medidas pueden dar sus frutos. Sólo hay que ver el descenso de la violencia en este país (cada vez son menores las noticias sobre atentados terroristas) gracias a las alianzas económicas que se han erigido con grupos de la antigua insurgencia. Es cierto que esta estabilidad no es fuerte, pero es un primer paso para un proceso político más amplio.

¿Cuánto durará la presencia internacional en Afganistán? No se puede prever, pero parece que pinta para largo. De hecho, España ha evitado poner una fecha de repliegue. Eso sí, una cosa queda clara: son los propios iraquíes quienes deben tomar las riendas de su futuro y de sus recursos. Si no es así, se podrá decir que la misión ha fracasado.

Comentarios

Caminante ha dicho que…
Esta mañana salió el tema de Afganistán en la consulta del dentista, con el que hablaba -no era yo la afectada-; pero hablábamos de otro bando, el de la Ayuda Sanitaria, impartida en este caso por la ONG Médicos del Mundo.
La conversación empezó porque al ver -yo- una tarjeta de esta entidad sobre el mostrador pregunté por su opinión sobre ella -llevo tiempo pensando en darme de baja, molesta por la cantidad de requerimientos de ayuda que me envían-.
Me contestó que tiene un amigo -médico de la ONG- allí destacado y... en una ocasión quiso hacer una aportación extraordinaria y se la rechazaron porque dijeron disponer de suficientes ingresos -en ese momento- ¡eso me ha dicho!
Solución a mi conflicto, que no al de los afganos, que sigo haciendo mis aportaciones ordinarias ¡totalmente ordinarias!

Más, que te copio el texto y -como sabes- es para republicarlo en mi blog en un futuro... futurible.
Besos desde Madrid: PAQUITA
Cambalache ha dicho que…
Desde hace algún tiempo en mi cabeza ronda la idea de que Afganistán será una suerte de Vietnam para EEUU, si es que no lo es ya, y así lo decía también el soldado estadounidense secuestrado por los taliban y que aparecía estos días en un vídeo. Y nosotros metiéndonos en el ajo... Ni mucho menos considero que sea pertinente. Como ya es norma, Zapatero se vuelve a equivocar en el plano internacional.

Saludos.
Duende Crítico ha dicho que…
La verdad, Paquita, es que no tenía ni idea de cómo trabaja Médicos del Mundo. Las diversas oenegés tienen diferentes métodos de trabajo. Puede que si haces una aportación en especie (es decir, entregando material médico) debes esperar porque no podrán tener en reserva unos materiales que tienen una fecha de caducidad. Pero vamos, esa es una suponsición.

Cambalache, Afganistán no tiene por qué ser un nuevo Vietnam. En primer lugar porque ahora hay una ayuda internancional que no hubo en el país vietnamita. En segundo lugar porque no hay una oposición o insurgencia centralizada como sí la hubo en torno al Partido Comunista de Vietnam. En tercer lugar, porque EE.UU. no puede permitirse una derrota que le haría perder posiciones en un panorama internacional multipolar. Yo creo que España debe seguir estando en Afganistán pero con reservas. Se debe exigir un proceso de cesión de compentencias y se debe trabajar en la formación de las instituciones y fuerzas de seguridad afganas.

Un saludo.
Anónimo ha dicho que…
Ya va siendo hora de que nos deleites con tus comentarios sobre la actualidad. Nos tenías abandonados.!Quién nos iba a decir hace unos años que Zapatero iba a enviar soldados a Afganistán! Lo malo de los políticos es que creen que se nos olvida lo que han dicho o han hecho anteriormente.Con esto no estoy en contra de que, si es necesario, se manden soldados, pero hay que ser coherente en esta vida. No todo vale, me parece a mí, y donde dije digo no se debe decir Diego.
Cambalache ha dicho que…
Quizá no me expresé bien en el anterior comentario... Al decir que Afganistán será el nuevo Vietnam me refería a las consecuencias, digamos socioculturales, de la guerra para los EEUU, no a que la guerra vaya a ir por los mismos derroteros que fue Vietnam, porque es imposible por las causas que tú has dicho, Duende, y por un sinfín más.

A la sensación de desidia, de desencanto... al síndrome Vietnam vaya.

Creo que la puntualización era necesaria.

Saludos.
Duende Crítico ha dicho que…
Gracias Nines. La verdad es que Zapatero no es que haya sido muy coherente, pero dentro de los compromisos internacionales que ha adquirido, toca el de ampliar el número de soldados. Algo que, por cierto, es necesario.

Cambalache, puede que lleves razón. El caso está en que la opinión pública estadounidense no tiene tanto interés por Afganistán, algo que sí tuvo con Vietnam. De ahí vendría a que ese síndrome no sería tan fuerte, aunque puede aparecer, claro que sí.

Un abrazo.
Duende Crítico ha dicho que…
Por cierto Cambalache, no puedo comentar en tu blog. Mira a ver, pero puede que te haya fallado algo del código html de tu plantilla. De todas maneras, te he incluido en mi lista de bitácoras.

Un abrazo.
Lia ha dicho que…
Wenas!! Nunca me ha hecho gracia la invasión de Afganistán, fuera bajo los pretextos que fuera. Han muerto muchas personas, demasiadas, y supongo que ahora se habrá de intentar remdiar ese daño de algún modo.
Este conflicto se está alargando y se sigue cobrando víctimas. No creo que enviar más tropas lo solucione, pero imagino que ellos sabrán lo que hacen.
Saludos!!