Y llegó Clinton

"Veni, vidi, vici", año 47 a.C. En pleno año 2009, el ex-presidente estadounidense, Bill Clinton, podría apropiarse estas palabras pronunciadas por Julio César cuando se dirigió al senado romano describiendo su victoria sobre Farnaces II del Ponto en la Batalla de Zela. A Clinton no le ha hecho falta usar la fuerza bruta para conseguir la liberación de las dos periodistas que habían sido condenadas a trabajos forzados por entrar ilegalmente al país comandado por Kim Jong Il. Él ha empleado otras armas más eficaces. El desarrollo de una 'diplomacia relámpago', que se ha caracterizado por un rápido contacto con las instituciones norcoreanas y una visita fugaz, le ha erigido como un fuerte hombre de estado. Además, ha asentado las bases para un nuevo clima en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Corea del Norte.

Comentarios

Mariano Planells ha dicho que…
Hola querido duende: Otra vez te molesto para pedirte que me cambies la url de Mariano Digital

http://marianodigital.blogspot.com

Mil Gracias.
mikerome ha dicho que…
No lo ha conseguido por su cara bonita.
Los expresidentes en EEUU ejercen labores de relaciones exteriores, supuestamente por su cuenta, pero en la práctica son embajadores de misivas de la presidencia de turno.

Son el brazo no sujeto a normas del Presidente.

En España, ese recurso se desprecia.

Un abrazo Don Pimiento Relleno xd
Duende Crítico ha dicho que…
De acuerdo Mariano. Recuerda que te sigo leyendo ;)

Miguel, ¿y ese cambio de perfil? EEUU sabe utilizar muy bien a sus ex-presidentes en las relaciones exteriores. En España hubo un tiempo en que supimos usar a González en latinoamérica, sobre todo, cuando se produjo el ascenso de las empresas españolas en aquellos países. Ahora lo único que tenemos son ex-presidentes al servicio del partido o de 'Think-tanks', que son una clara muestra del cainismo y el servilismo de muchos españoles.

Un abrazo 'salao' xD