Juan Carlos, vaya


Una visita de los Reyes a Ceuta y Melilla está haciendo levantar el sentir más nacionalista del Reino de Marruecos. Desde su Casa Real hasta sus políticos que afirman que este gesto es una "amenaza". Los que pensábamos que la sinrazón de la unidad patria se ceñía a esos tiempos oscuros o a los nacionalismos del patio de casa estábamos muy equivocados. Unos cuantos energúmenos, señores políticos marroquíes para más señas, van y así, a la ligera, afirman rotundamente que la visita a territorio español es una "seria provocación". ¿Qué quieren que les diga? Se parecen demasiado a algunos de los que tenemos en nuestro país, aparte de que estos no saben plantar clara al régimen pseudodemocrático en el que está inmersa la antigua colonia francesa. Sólo se dedican a adular a su Rey, a justificar la ocupación del Sáhara Occidental y a expresar sus más claros sentimientos de imperialismo.



Ceuta y Melilla son tas españolas como Murcia, Soria o Gerona y eso les debe quedar claro. No pueden apelar a una ocupación anterior -cuando fundamos esas ciudades no existía ninguna identidad nacional marroquí- pero lo hacen inmersos en su ignorancia. No les importa sacar a la luz su desconocimiento cada vez que dicen que "hay que recuperar estos preciosos partes del territorio nacional" ya que lo hacen con intención. ¡Quién me diría a mi que estaría defendiendo la españolidad de las dos ciudades autónomas! Simplemente resulta ridículo porque ni los propios ciudadanos quieren pertenecer al país norafricano, algo que no quieren ni escuchar las autoridades del Reino alauí, ni el contexto histórico e internacional permite esto (no son territorios no autónomos, algo que el Sáhara Occidental sí lo es tal y como dice la resolución de la ONU).


Lo que más me intriga es el deseo de meterse en la política interior de un país. No creen en la soberanía nacional, en este caso de los ciudadanos españoles, y lo peor es que no la respetan. Mohamed VI se cree con el derecho de meterse en nuestros asuntos nacionales y, tras él, le sigue una clase política interesada en las ayudas que la Casa Real les pueda dar. En esto, un diputado de un partido islámico moderado llama al 'boicot' contra productos españoles. Sí señor, sigamos el ejemplo de los descerebrados y montemos manifestaciones en las verjas de las fronteras de Ceuta y Melilla cuando el Rey Juan Carlos se pase por las dos ciudades. A este paso no podremos visitar las Islas Canarias ya que será también una "provocación".


Recordemos también que la visita del presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, a ambas ciudades el pasado 31 de enero -el primero oficial de un mandatario español desde la etapa de Adolfo Suárez- fue calificada por la prensa marroquí de "lamentable y provocadora". Rabat también condenó la actitud de Zapatero y volvió a reclamar la soberanía de las dos localidades norafricanas. Esto pasa una y otra vez pero basta que protestan, para que nosotros debamos ir más a esa parte de nuestro territorio situado en el continente africano.


No sé qué problemas habría en cortar las relaciones con Marruecos o, por lo menos, reducirlas al mínimo viendo los precedentes. Siempre se han mostrado esquivos, desafiantes y contrarios a los derechos fundamentales de los saharauis. Ya sé que son nuestros vecinos y convendría llevarse bien con ellos, pero mientras mantengan esa actitud y no se constituyan como una democracia plena de derecho no tenemos mucho que perder. Ojalá un día escapen de ese fanatismo nacionalista. Les conviene mucho y lo deberían saber. No sirve de nada que las relaciones bilaterales de ambos países sigan siendo buenas. Ante estos gestos no se puede dar un paso atrás, así que esperamos que su Majestad haga algo y visite a los ciudadanos ceutíes y melillenses. Juan Carlitos, vaya por favor.

Comentarios

El Cerrajero ha dicho que…
En Marruecos se sublevan y en eZPaña la gente se va de botellón.

El día que el déspota moruno decida meter los tanques, se queda con todo lo que quiera sin oposición alguna.
Naveganterojo ha dicho que…
Tranquilo cerrajero,que ese dia el Rey Rajoy I,se pondra al frente de los españoles de bien y les enviara la legion.
Personalmente,me trae sin cuidado que carlitos valla a Ceuta y Melilla,por mi como si va de visita a valdeconejos de arriba,pero hacer de esto una cuestion de estado y un enfrentamiento diplomatico,me parece patetico.
Por cierto los alcades peperos de las dos ciudades estan avivando el fuego,y eso si es peligroso.
Salud
Duende Crítico ha dicho que…
Lo que hay que hacer es estar serenos ya que yo no le veo problema alguno a la visita del Rey. Quienes le han puesto reparos son los del Reino alauí que se han metido en cuestiones interiores de otro estado.

¿Nos quejaríamos nosotros si la realeza británica fuera a Gibraltar?
Anónimo ha dicho que…
Como dice el navegante,donde vallan los reyes es problema suyo,lo que no es de recibo es la confrontacion que se esta intentando buscar con esta visita.
¿Es que todo lo que se hace en este pais tenemos que mirarlo con lupa y buscarle un doble sentido?.
Duende Crítico ha dicho que…
Anónimo, el problema está en que quienes han mirado las cosas con lupa ha sido Marruecos. Aquí en España no había ningún problema.
Naveganterojo ha dicho que…
Amigo duende,cuando te visite esta mañana,y ley tu entrada pense en un principio que tenias razon,despues un poco mas friamente,le vi algunos peros,y despues de escribir el comentario,no me quede a gusto e investigue un poco,no me parecia normal el empeño del PP en levantar ampollas a algo tan banal como es la visita real a cualquier parte del pais.
Veamos,todos tenemos una historia y la de los borbones es como todas,con sus luces y sus sombras.
Y una de esas sombras se remonta a 1981,ese año se celebraba una boda real,la de Carlos y Diana,las casas reales acudieron todas excepto la española,el motivo:Que en el viaje de novios la pareja hiciera escala en Giblaltar,esa escala era una ofensa inadmisible para este pais,y nuestra realeza respondio sin ir a la fiesta.
no reprochemos a los demás que hagan lo que los nuestros hicieron para defender nuestra supuesta dignidad nacional.
Esto que he escrito,esta en las hemerotecas,no hay nada inventado.
Tambien creo que este escrito responde a la pregunta que lanzas en tu comentario,"¿nos quejariamos nostros si la realeza britanica fuera a giblartar?".
Problablemente los de siempre,pondrian el grito en el cielo,diciendo que es inadmisible que unos reyes extranjeros pisen suelo patrio,o sandeces parecidas.
Lamento el royo que te he colocado,pero queria dejar clara mi postura.
Saludos amigo
MCB ha dicho que…
Duende, estoy de acuerdo en casi todo contigo. La historia y la lógica dicen que Ceuta y Melilla son más españolas que Manolo el del Bombo, y también dicen que ya era hora de que el rey de España obrase como tal y visitase dos ciudades españoles, dejando de lado su amistad peligrosa con el sátrapa moruno. Lo que me inquieta es el pasotismo de la gente en España. Me temo que si nos quitasen Ceuta y Melilla, los peninsulares seguiríamos hablando del Real Madrid y del Gran Hermano de turno.

PD: como sabes que soy de natural quisquilloso, discrepo en la comparación con Gibraltar. Ceuta y Melilla son ciudades plenamente españolas que jamás han sido marroquíes. Gibraltar es una plaza española tomada en una guerra y cuya posesión se "consolidó" en un trile negociador con aroma a latrocinio. Son casos totalmente diferentes.
Café para todos ha dicho que…
Al igual que Don Mario, discrepo con la comparación entre Ceuta y Melilla por un lado y Gibraltar por el otro.

Marruecos fue creado en los años cincuenta del siglo XX. Ceuta y Melilla son ciudades españolas, de pleno derecho, desde el siglo XVI. Por otro lado, Gibraltar fue español hasta la Guerra de Sucesión, que pasó a soberanía británica.

Otra cosa. La aplicación de la Doctrina de la ONU en materia de colonización y descolonización es inviable en el caso de Ceuta y Melilla. Ambas ciudades constituyen una parte más del Estado español, con pleno derecho como tales, bajo la consideración de Ciudad Autónoma. Su régimen jurídico es equiparable al de Catalunya, La Rioja o Canarias. Por ello, es inaplicable el criterio descolonizador de zonas de dominio europeo sujetas a un régimen jurídico-político colonial.

En fin: la pretensión marroquí se basa en un criterio territorial (reivindica Ceuta y Melilla porque geográficamente está en Africa y no en Europa). Y esa pretensión es inasumible.

Podríamos escribir tesis doctorales sobre este tema y aún no acabaríamos. Lo que importa ahora es que los Reyes vayan a Ceuta y Melilla, a pesar de los obstáculos puestos por Rabat. De no hacerlo, la claudicación podría tener un signo notablemente peligroso desde el punto de vista político y diplomático.
elhombredemusgo ha dicho que…
Me sucede lo mismo que a Navegante, me da lo mismo donde vayan los reyes, eso si no deben bajo ningún concepto no acudir a unas ciudades españolas para no enfadar al rey de Marrueco y a algunos de sus políticos, ya sabemos que memos los hay en todas las partes.

Ahora darle la importancia que algunos les da me parece desmesurada, se les ha acabado el tema y deben buscar otro con urgencia (la corona) y además alentando al enfrentamiento, ¿es que no saben hacer otra cosa?
Duende Crítico ha dicho que…
Bueno ya sé que el tema de Gibraltar es bastante distinto por los precedentes históricos y por la consideración que Gibraltar tiene de colonia según la ONU. A lo que me refería es que nosotros estaríamos ofendidos porque la realeza británica fuera allí pero no armaríamos la que están armando los marroquíes. No nos meteríamos en la labor interna del Reino Unido.

Por cierto Navegante, gracias por los datos, al igual que a Bernat, Mario y El Hombre de Musgo.

Un saludo y esperemos que todo esto acabe bien, como va a suceder y sucede.
Adamantio ha dicho que…
ES una muestra del patetismo de nuestra diplomacia... Para avergonzarse eternamente.
El Cerrajero ha dicho que…
'Algunos' son tan fans de la polémica que hasta estando todos de acuerdo quieren buscar el lío.
Butzer ha dicho que…
Realmente, la visita de los reyes a Ceuta y Melilla ha sido un acierto por parte del Gobierno de Zapatero. Han estado hábiles.
Saludos.