Mohamed VI y su comunicado


El Rey Mohamed VI de Marruecos sigue erre que erre en su escenifacación propia de las dictaduras: la de buscar un enemigo exterior que atenta contra los intereses nacionales. Es cierto que el tono ha cambiado ya que se ha criticado la visita mediante un comunicado oficial y no aprovechando el discurso por el aniversario de la imperialista Marcha Verde. El Rey alauí ha expresado así su "condena" y "denuncia" de la visita "lamentable" de los Reyes de España a las ciudades autónomas españolas de Ceuta y Melilla. Como sabemos, a este señor le gusta meterse en los asuntos internos de otro país -se ve que no tiene suficiente con controlar su país al dedillo- y por ello ha calificado la visita real de "paso contraproducente" que "ataca los sentimientos patrióticos sólidamente arraigados entre todos los componentes y sensibilidades del pueblo marroquí". ¿De qué me habla este señor? Se nota que le gusta mantener su ignorancia interesada para desviar las críticas al régimen que maneja.

El comunicado ha sido ofrecido por la leal agencia marroquí MAP. En élm Mohamed VI califica la visita real a las ciudades autónomas españolas de "acto nostálgico de una era sombría y decididamente superada"; un acto nostálgico que no ve en la celebración de la Marcha Verde y que todavía no ha superado el Reino de Marruecos, sino que la reivindica. Como he señalado más arriba, el comunicado se ha dado a conocerantes del discurso oficial del rey con motivo del 32º aniversario de la Marcha Verde en el Sáhara en el que se conmemora "la recuperación de Marruecos de sus provincias del sur" que hasta ese momento eran colonia española.


Por desgracia, el Sáhara pasó de ser una colonia a ser una tierra ocupada en la que Marruecos ha intensificado sus esfuerzos para "marroquinizar" la región. Mohamedsigue creyendo en violar los derechos de uno de los territorios no autónomos según dejó constancia en su día las Naciones Unidas. Se atreve a decir que el país norafricano "no aceptará otra cosa que no sea la autonomía". ¡Ese es el espíritu de diálogo que pregona! Ahí ya entramos en la lógica de hablar para decir lo que yo quiero que diga.


En sus delirios, Mohamed VI ha destacado la necesidad de "hacer que las autoridades españolas asuman su responsabilidad en cuanto a las consecuencias (de la visita) que podrían poner en peligro el futuro y la evolución de las relaciones entre los dos países". ¿Qué responsabilidades hay que asumir? ¿Las de visitar un territorio español? La verdad es que si las relaciones se debilitan será por su culpa, no por la nuestra. Quienes se han sentido "ofendidos" por un acto que no debería tener tanta repercusión son ellos: un grupo de intereses de la realeza que tapa sus agujeros con el discurso ultranacionalista. No se preocupen porque estos gestos se acabarán dentro de nada. Eso sí, mientras no cambien de actitud sólo queda decir adiós y muy buenas.

Comentarios

Jorge Castrillejo ha dicho que…
Este intentará una nueva marcha verde, pero ni él es su padre, ni España es la de Franco.
Café para todos ha dicho que…
Creo que lo de Ceuta y Melilla está claro. No creo que haya ningún tipo de problema al respecto, pues sabe Marruecos que es la parte débil en este inventado "contencioso territorial".

Ya en clave interna, me sorprende lo descolocado que ha quedado el PP ante tal viaje que, recordemos, ha sido organizado por el actual Gobierno. Lo que ningún gobierno anterior, desde antes de la República, se había atrevido a hacer, ahora va y se hace; se deja a la oposición sin su flamante argumento patriótico; y, encima, nadie se lo esperaba.

Un saludo, Duende. Os echo de menos.
Adamantio ha dicho que…
Ese reyezuelo es tan miserable y maquiavélico como su padre. Y encima tenemos a un gobernante retrasado que cede ante todo... Para llorar.
Duende Crítico ha dicho que…
La verdad es que la jugada por parte del PSOE ha sido casi perfecta para ganarse el favor de muchos ciudadanos que creían que esta formación había perdido el sentido de estado. A cambio debemos pagar resquemores con los marroquíes, algo que tampoco me interesa demasiado porque siempre nos intentan buscar las cosquillas.

¡Ojalá cambiara su actitud!