Amores que matan (II)

Cuando se pensaba que la amante iba a cumplir los sueños y parecía que iba a ganar el amor, apareció, de la nada y de nuevo, la esposa para imponer la cruda realidad. El amor platónico, a medias, desaparece en favor de vanas promesas. Las ilusiones del cine desaparecen


En muchas ocasiones los seres humanos, por naturaleza, tendemos a guiarnos por los sentimientos, por los deseos de llegar más alto, frente a la racionalidad que, en muchas ocasiones como esta, brilla por su ausencia. Un ejemplo de todo esto es el PSN, un partido que, por mucho que diga que quiere formar un "gobierno del progreso", se está moviendo por los intereses a razón del número de consejerías que reciba. Es cierto que no se ha consumado todavía ningún gobierno tripartito compuesto por PSN, IU y NaBai, pero la aprobación de un "posible gobierno" por parte de los socialistas navarros no deja buenas impresiones aparte de que demuestra la dirección muy parecida a las de las veletas.


A día de hoy, la decisión queda en Ferraz que se juega mucho. Por un lado debe dejar una imagen de fortaleza a nivel nacional, algo que no ha hecho su marca electoral navarra, y por el otro tiene el deber de no dejar desilusionado a la formación de Puras que parece movida más por lo vano. La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE se reunirá mañana con representantes del PSN en la sede madrileña para comunicar a los socialistas navarros su decisión sobre la "situación política". Nada parece quedar claro aunque sí una cosa: el PSN ha demostrado ser un partido débil que cierra negociaciones para dar marcha atrás en el momento menos oportuno y menos insospechado.


En esto, son muchos los que se han mostrado contrarios o perplejos ante este repentino giro de los progresistas navarros. Entre ellos encontramos a la línea editorial de El País que en portada de este jueves ha dejado claro que "Los socialistas navarros desafían al PSOE y acuerdan formar gobierno con NaBai e IU". Eso sí, como subtítulo queda claro que "La dirección federal rechaza una alianza con los nacionalistas porque "no han cambiado las circunstancias"". Quizá la sensatez haga aparición, eso esperamos, y que un partido de gobierno como es el PSOE se dedique a tener una visión de estado en detrimento de los nacionalismos arcaicos. Además, electoralmente hablando, a los socialistas no les merece la pena controlar la comunidad foral desdibujando así el verdadero carácter del PSN.


Una "posible formación de un gobierno de cambio, convivencia y progreso" . Eso es a lo que ayer dio el visto bueno los más cercanos al señor Puras. ¿Cómo se puede hablar de progreso cuando se podría pactar con una formación nacionalista en la que está uno de los partidos más tradicionalistas y conservadores de España? No hablamos de otro, todos sabemos quien es. Efectivamente, es la versión provasquista navarra del PNV más próxima a las posturas de Igibar que a las de Josu Jon Imaz. Cuando nos ponemos en antecedentes (más de dos décadas de gobierno en el País Vasco) podemos afirmar rotundamente que los políticos de la derecha nacionalista vascuence no son, ni de lejos, unas personas que opten por las políticas sociales. Es algo obvio.


Como ya hemos visto, la decisión queda finalmente en Madrid. Quizá sea por esto por lo que finalmente sea UPN quien gobierne en minoría. Aun así, no podemos estar seguros de nada porque, planteada como está la situación, todo queda en el aire. En un principio, José Blanco se ha mostrado contrario al tripartito navarro pero puede ser el propio Zapatero quien acepte una propuesta que puede constituir un suicidio político tras haber pactado con formaciones nacionalistas en Cataluña y Galicia. Estos hechos, dan una clara muestra de que hace falta un centro-izquierda socialdemócrata que esté limpio de oportunistas que se venden al mejor postor. Mientras tanto, el centro-derecha tampoco puede alzar la voz y es que su pacto con los nacionalistas de Coalición Canaria no es que les de mucha credibilidad.

Comentarios

Butzer ha dicho que…
A partir de este momento podremos comprobar si el PSOE tiene carácter nacional como partido. Este carácter tiene como uno de los principales denominadores comunes la coincidencia por parte de los socialistas de un mismo modelo de Estado.
Realmente dudo mucho que los socialistas valencianos, los madrileños, los catalanes o los navarras coincidan en el modelo de estado que quieran llevar a cabo; hace ya mucho que todos estos no forman parte de un mismo partido.
Duende Crítico ha dicho que…
El problema que puede tener el PSOE es que se aleje de sus bases en favor de unos intereses determinados. Hay que recordar que esto también le está sucediendo al PP con determinados votantes al haber tomado unas determinadas posturas sobre algunos temas.

Es hora en el PSOE de que tomen más importancia las posturas socialistas del interior como la de los extremeños y andaluces (por ejemplo) sobre las de los socialisas gallegos o catalanes.

`Por cierto me voy unos días desde esta noche hasta el día 13. No vemos ;)
el_bibliófilo ha dicho que…
Que lo disfrutes. El Psoe está descompuesto aunque no está muerto pero seguro que finalmente no pactan. Puras no tiene la fuerza necesaria. El caso es que los socialistas navarros quieren el gobierno. Los partidos nacionales busan acuerdos a meses de las elecciones y aunque las cosas parezcan resueltas tendremos que esperar.