Hablemos de La Rioja

Monasterio de Yuso (San Millán de la Cogolla). Cuna del castellano.

Para muchos La Rioja sólo es una tierra de buenos caldos y mejores hortalizas. Para otros, una comunidad autónoma uniprovincial artificial que debería pertenecer a Castilla y León. Incluso hay iluminados que, si fuera por ellos, nos meterían en una comunidad formada también por Navarra y el País Vasco. Lo cierto es que para mí es una tierra abierta, antaño lugar de disputas entre el Reino de Navarra y la Corona de Castilla, que ha sabido enriquecerse sabiamente de todos sus vecinos y reconocerse como lo que es: una región familiar, hospitalaria y que no tiene un problema tan de moda como es la identidad. Somos lo que somos y eso no nos lo quita nadie.


Para los que crean que es sólo un invento debemos esclarecerles lo que ha sido y lo que es esta gran comunidad a lo largo de los siglos. Eso sí, antes de nada, debemos tener claro que los debates territoriales son un tanto absurdos porque están llenos de categorizaciones sobre conceptos relativos que no ahondan en las particularidades de los ciudadanos. Remontándonos al primer tercio del siglo XIX, encontramos los primeros intentos de crear una provincia que aglutinara territorios riojanos hasta entonces divididos en diferentes provincias (principalmente las de Soria y Burgos). Había así una conciencia de que muchos pueblos, pertenecientes a distintas realidades administrativas, debían pertenecer a un mismo árbol común integrador. El resultado final de todo esto llegó en 1833, con la decisión de Javier de Burgos, que trazó los límites de la Provincia de Logroño, límites que hemos heredado y que perduran hoy día como división entre la Comunidad Autónoma de La Rioja y sus convecinas.


Remontándonos cronológicamente para saber de dónde venía ese sentir provincialista, existe un denominado "Mapa general de la Rioja dividida en Alta y Baja con la parte de la Sonsierra que llaman comúnmente Rioja alavesa" del cartógrafo don Tomás López, fechado en 1769. Entre otras características, observamos que esta región está formada -simplificadamente- por los tradicionales Siete Valles de la cuenca del Ebro, de oeste a este: Tirón, Oja, Najerilla, Iregua, Leza, Linares y Alhama, quedando si integrarse el valle del Cidacos, una de las zonas más pujantes de la actual comunidad. Teniendo en consideración esto, nos damos cuenta de que algunos pueblos que se encuentran actualmente fuera de los límites riojanos tenían esa identidad. No nos pongamos en plan risk, nunca lo aceptaría, pero lo que debe quedar claro es que existía una idea abstracta sobre una realidad que se palpaba en el día a día.


Si nos aventuramos un poco más en los siglos, en el el fuero de Miranda de Ebro de 1099 se encuentra la primera referencia a La Rioja como Rioiia, apareciendo posteriormente como Riuum de Oiha y Rivo de Oia en el cartulario de Santo Domingo de la Calzada de 1150.Señores, estamos en los siglos XI-XII, un poco antes de la construcción del estado de las autonomías. Había un tronco común interprovincial que al final hemos podido desarrollar con el Estatuto de San Millán, del que se cumplen 25 años en esta soleada mañana .


Por lo que a mi respecta, hoy yo voy a celebrar el día de La Rioja trayéndome un trocito de ella a la capital madrileña. Cuando hablamos de nuestra "patria chica", no se trata de hacer un enaltecimiento de una determinada bandera o unas determinadas instituciones sino de reconocer, entre otras muchas cosas, un pasado marcado por el Camino de Santiago, las Glosas Emilianenses de San Millán, la tierra que tan buenos vinos y verduras nos da o su gastronomía siempre abierta al visitante que se queda maravillado con un pueblo abierto al forastero. Se trata de algo mucho más abstracto y bonito: recordar a los amigos y familiares que ahora toca tener tan lejos.

Comentarios

Bernat Vidal Arbona ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Cerrajero ha dicho que…
Soy un enamorado de La Rioja, con eso te digo todo.

Me encanta perderme conduciendo por sus carreteras y descansar a la sombra de un buen vino.

Feliz día.
Duende Crítico ha dicho que…
Bernat, seguro que vienes a La Rioja. No lo dudes.

Cerrajero ¡qué alegría me das al decir eso? Si no soy muy indiscreto, ¿por qué zonas vas conduciendo? XD
El Cerrajero ha dicho que…
Ya me gustaría decírtelo pero seguro que antes de acabar el párrafo se escucha el sonido de algún kalashnikov mientras lo preparan xD
Duende Crítico ha dicho que…
Anda Cerrajero, exagerado... XD No pasa nada eh ;)