¿Es el 11-M un atentado de la organización Al-Qaeda? II

2. El 11-M, atentado de inspiración yihadista

Antes de tratar la inspiración del 11-M, hemos de tener en cuenta los movimientos de terroristas yihadistas en España para dejar claro que el 11-M no es resultado de un momento específico, sino de una incubación mucho más larga y premeditada. Así, nos encontramos tres oleadas:

  • Década de los 80: en medio de la represión a los “Hermanos Musulmanes” llegan a nuestro país terroristas sirios que se escudan en los ideales de Al-Ándalus. Se empiezan a situar en Andalucía y Madrid.
  • Década de los 90: empiezan a gestarse redes marroquíes y argelinas en suelo español tras una fuerte represión a radicales islamistas en el Magreb.
  • Post 11-S: muchos delincuentes de religión mahometana se fascinan por el tema de la Yihad y empiezan a relacionarse con redes terroristas ya que quieren emular a sus “hermanos”.

Estas tres fases de expansión del fenómeno terrorista llegan pasí al 11-M. De este modo hayamos un conglomerado complejo de redes fundamentalistas que no hacen fácil identificar directamente el atentado con una determinada organización. Si a esto le sumamos el suicidio múltiple en Leganés, esta labor se hace mucho más complicada.

“En un tema como el del 11-M […] una de las pocas cosas que ha estado clara desde el principio es que no se trató de un atentado de Al-Qaeda como tal, por mucho que algunos se empeñaran en sostener lo contrario. El atentado del pasado 7-J en Londres ha vuelto a plantear ante la opinión pública, para consternación del gobierno, el debate sobre quién ideó los atentados de Madrid, porque las diferencias entre ambos atentados son tan evidentes que resulta difícil pasarlas por alto. En realidad, el 11-M difiere no sólo del de Londres, sino de todos los atentados realizados por Al-Qaeda anterior y posteriormente”.[1]

En este caso, Luis del Pino está en lo cierto cuando señala que la metodología de los fatídicos atentados no es la utilizada por la archiconocida Al Qaeda. No hubo terroristas suicidas, aunque algunos medios señalaran lo contrario durante los primeros días, y la presencia de confidentes policiales no es usual en una organización que dispone de unas medidas internas de “seguridad” muy importantes. Estos datos nos dicen así que el grupo terrorista dirigido por Osama Bin Laden no participó directamente en la ejecución de los atentados, aunque no se puede descartar totalmente algún tipo de apoyo económico o moral a los yihadistas magrebíes.

Algo que no debería pasar inadvertido en esta era del terrorismo global, es el papel que toma internet a la hora de la comunicación y de la difusión de las ideas islamistas radicales. Algunos de los acusados por el 11-M toman en este medio un lugar importante y son alabados: “Alekema Lamari, Sarhane Abdelmajid, El Tunecino, Jamal Ahmidan, El Chino, y los otros suicidas protagonistas ausentes del juicio del 11-M aparecen en las webs yihadistas como "héroes" a los que hay que imitar y "vengar". "Nos preocupa la profusión y el aumento de estas citas en las que se presentan a estos terroristas como ejemplo para los demás", señala un experto en inteligencia.”[2] . De esta manera, la pista yihadista no debería ser lejana, sino más bien cercana ya que no sería lógico un ensalzamiento islamista de unos atentados que no fueran de naturaleza mahometana.

A un lado deben quedar los estudios que sólo se centran en lo superficial, como puede ser el contexto internacional de “guerra santa”, sin entrar en otro tipo de análisis concretos. Así lo hace Bruce Hoffman de 52 años y uno de los expertos estadounidenses más famosos en contraterrorismo que está en la RAND Corporation, un instituto privado de investigación en temas de seguridad nacional en EE UU. “El que Mohamed Atta, el hombre que dirigió la operación del 11-S, estuviera en una reunión en Tarragona, con Ramzi Binalshib y quizá una tercera persona en julio de 2001 es un dato significativo sobre el hecho de que Al Qaeda tenía una estructura en España antes del 11-S. Ahora, esta creciente certeza de que Al Qaeda ha organizado el 11-M en una medida mayor de lo que parecía no puede ser apreciada en España por razones políticas.”[3] Hoffman señala brillantemente la existencia de una reuinión entre Mohamed Atta y Ramzi Binalshib con el objetivo de tener listos los preparativos del 11-S. Aun así, el experto norteamericano yerra a la hora de indicar que el encuentro se produjo por razones de infraestructura. Este hecho podría ser una posibilidad, pero es mucho más creíble que la reunión se produjera en España ya que esta constituía casi un paraíso para los terroristas yihadistas. Nuestro país era así para estos “muhadines” lo que antaño era para ETA el País Vasco francés.

La UCIE apunta la trama del 11-M en la que destacan tres células:

  • El grupo de Lavapiés en el que destacan Jamal Zougam y un número de marroquíes ligados al terrorismo.
  • El grupo de Villaverde compuesto por Jaml Ahmidan y otros marroquíes que se dedican a la delicuencia (tráfico de drogas y venta de coches robados).
  • El grupo de Serhane “el Tunecino” conectado a dos ramas: la de Rabei Osman y la de Mustapha Maymouni. Este grupúsculo es el que muestra mayor perfil yihadista frente al grupo de Villaverde que es el más relajado.

Por otro lado, la UCIE también señala en 2004 la existencia de una periferia de los tres núcleos de la trama:

  • Restos de la célula madre de Al Qaida en España: Amer Azizi y Said Berraj.
  • Restos de la célula del GIA (Grupo Islámico Armado) y el GSPC (Grupo Salafista para la Predicación y el Combate): Alekema Lamari.
  • Colaboración de delincuentes españoles: aunque parezca extraño, algunos “infieles” participaron en la dispensa de explosivos. Este dato puede ayudarnos a comprender que no fue Al Qaeda quien directamente participó en el 11-M sino grupos terroristas del magreb cuyos objetivos son los de esta organización terrorista.

Si tenemos en cuenta el Auto de 2006 de procesamiento, que aunque pueda mostrar lagunas muestra muchos datos interesantes, la inspiración doctrinal y operativa de los atentados fue desarrollada por las células de Abu Dahdah compuestas por:

  • El grupo de Lavapiés: señalado anteriormente y comandado por Jamal Zougam. Este marroquí fue investigado por la Audiencia Nacional hace cuatro años, a petición de las autoridades judiciales francesas, en relación con una célula islamista desarticulada allí.
  • El grupo de Madrid: liderado por Mustapha el Maymouni.
  • El grupo de “El Egipcio”: dirigido por Rabei Osman, “detenido en Milán en junio de 2004 después de que se declarara a sí mismo ideólogo y organizador de los atentados en una conversación captada por la Policía italiana, donde mostraba estar al corriente de todo”[4]. Se fue de España pocos días antes de la masacre y estuvo conviviendo un año con 'El Tunecino', presunto cerebro ideológico de los atentados y uno de los siete terroristas que se suicidaron en Leganés.
  • El grupo de delincuentes habituales: capitaneado por Jaml Ahmidan “el Chino”, uno de los suicidas de Leganés y autor de un video encontrado en el piso donde se inmolaron en el que amenaza a España con más atentados.

Teniendo en cuenta todos estos datos de la UCIE y del auto de procesamiento de 2006, el juez Del Olmo ha señalado que la autoría material del atentado es de una célula local islamista, pieza clave de “una estructura internacional ramificada”, con conexiones en Francia, Bélgica, Italia, Marruecos e Iraq. Del Olmo parece no ir tan desencaminado como señalan algunos defensores de las teorías conspirativas que relacionan a los autores materiales con ETA e, incluso los más macabros, con el PSOE para conseguir el poder. EstoPodemos decir que, mientras no se demuestre lo contrario, los culpables de la masacre que sacudió Madrid la mañana del 11 de marzo son un conjunto de células yihadistas formadas por magrebíes a partir de la llegada de terroristas en distintas oleadas. Estos grupos están interrelacionados y podrían tener contacto con Al Qaeda aunque, lo más seguro, no sean sucursales de esta en nuestro país.


[1] Del Pino, Luis ‹‹ ¿Participó Al Qaeda en los atentados del 11-M››, “Libertad Digital”. Disponible en World Wide Web [en línea]: http://www.libertaddigital.com/php3/opi_desa.php3?cpn=26405 [ref. de 12 marzo de 2007]

[2] Irujo, José María ‹‹En primera línea de fuego››, “El País.com”. Disponible en World Wide Web [en línea]: http://www.elpais.com/articulo/reportajes/primera/linea/fuego/elpepusocdmg/20070311elpdmgrep_2/Tes [ref. de 13 de marzo de 2007]


[3] Ekaizer, Ernesto ‹‹Entrevista a Bruce Hoffman. Experto antiterrorista en los EEUU››. Disponible en World Wide Web [en línea]: http://www.elpais.com/articulo/espana/Hoy/claro/11M/fue/obra/Qaeda/elpepuesp/20070226elpepinac_15/Tes [ref. de 14 marzo de 2007]

[4] ‹‹11-M, Masacre en Madrid››, “El Mundo.es”. Disponible en World Wide Web [en línea]: http://www.elmundo.es/documentos/2004/03/espana/atentados11m/juicio/procesados_conspiradores.html [ref. de 14 de marzo de 2007]

Comentarios

Bernat Vidal Arbona ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Duende Crítico ha dicho que…
Gracias Bernat ;)
Moni ha dicho que…
Buen artículo Nachete, Merlos foverer. Jaja.