¿Qué está pasando?


Eso es lo que me pregunto. ¿Qué está pasando entre los dos grandes partidos políticos españoles? ¿Qué sucede entre las distintas asociaciones que se van a manifestar el sábado contra la tiranía de ETA? ¿Estamos locos? ¿Les mueven otros intereses? De lo que creo que estamos muy seguros los españoles es de que el ambiente está muy caldeado y si en ello contribuyen otros sectores sociales, nos encontramos con el caldo de cultivo perfecto para que el consenso político necesario no se desarrolle.


Como pudimos observar en la encuesta de Sigma Dos para "El Mundo", "De los votantes del PP el 85,8% pide reactivar el Pacto Antiterrorista y de los del PSOE, pide lo propio el 79,5%". Nos encontramos pues con una sociedad civil volcada con la lucha contra el terrorismo mediante ese mecanismo del Pacto Antiterrorista. Este ha constituido en los últimos años uno de los métodos más eficaces en la lucha contra la barbarie etarra y ahora, más que nunca es el momento de que vuelva a funcionar con una renovación totalmente necesaria para que puedan entrar nuevos partidos políticos comprometidos con la libertad y la justicia.


En este camino deben ir juntos tanto el Partido Popular como el PSOE pero siempre y cuando unos y otros den su brazo a torcer. Por un lado, el partido que se encuentra en el gobierno debe centrar sus esfuerzos en conseguir ese pacto con los populares consiguiendo aunar así a más del 80% de los votantes. Por el otro, los de Rajoy tienen que poner buena voluntad para que todo esto siga adelante. Es la hora de que todos los sectores relacionados con el PP y con el centro-derecha español den más confianza al Ejecutivo que los representa. En la competencia de estos dos grandes partidos está un fructífero final de acabar con la violencia en nuestro país.


Lo que resulta también paradójico, cuanto menos detestable, es la poca unión entre los movimientos sociales que se posicionan en contra del terrorismo y a favor del actual sistema de libertades. En esta España, hallamos unos convocantes de una manifestación en repulsa del terrorismo de ETA que discuten sobre un término tan bonito, como necesario, como es el de "libertad". No entiendo la negativa de UGT Madrid de no poner este término que quería el Foro de Ermua. Anteriormente, el presidente de la FENADEE, Santiago Morales, explicó que aceptaban la petición del Foro de Ermua y que con este cambio pretenden que sea vea "la pluralidad" con la que actúan desde las asociaciones de ecuatorianos. ¿A qué viene esta negativa? Mañana sabremos, con el anuncio oficial de la concentración, si se incluye o no "libertad" en la cabecera aunque sí sabemos que el Foro de Ermua la llevará inscrita en su pancarta. Dentro de esta situación tan vergonzosa, aún no sabemos la respuesta del PP y de la AVT que se suponen que darán a conocer al término de esa famosa anunciación en la sede de UGT. Esperemos que se unan para mostrar ese fortaleciminento tan necesario que debemos escenificar para luchar contra los provincianos violentos.


Desde este pequeño espacio de la red de redes, reiteraré más de mil veces que es hora de que todos trabajemos juntos y dejemos de un lado las diferencias e intereses políticos. Unos y otros deben ceder como les corresponde su responsabilidad civil para con nuestra sociedad y Estado de Derecho. ¿Qué está pasando? No lo sabemos, pero quizá un elemento esclarecedor sea que tenemos unos representantes que no están capacitados para ejercer sus labores.

Comentarios

Cago en tó ha dicho que…
Tan fácil que sería y tan difícil que lo hacen (los dos).
Duende Crítico ha dicho que…
Pues sí, todo es dar el brazo a torcer pero son muy orgullosos.