Populismo en máximo grado


Es el momento de hacer un paréntesis en el análisis de los movimientos políticos tras el atentado de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas. Pasamos pues de unos asesinos como los etarras a un populista como Hugo Chávez, ese que de cara a la galería arremete contra EEUU y por la espalda mantiene el suministro de petróleo al país norteamericano porque le interesa, claro está. El caso es que Chávez, el que para muchos es un mesías y para otros un actor al más puro estilo de Hollywood, ha tomado el poder de la presidencia de Venezuela tras vencer con holgura en unas elecciones muy seguidas en el resto del mundo.


En ese acto del que muchos medios se han eco, el defensor a ultranza del sistema "comunista" cubano, con visitas incluidas y todo, nos ha dejado unas cuantas lindezas que, de no constituir un futuro negro para la democracia venezolana, nos parecerían bromas. Siguiendo a su gran maestro ha pronunciado el ya conocido "Patria o muerte" al estilo chavista: "¡Patria, socialismo o muerte, lo juro!". Eso sí, como fruto de su cosecha añade ese elemento de "socialismo" del que tanto habla pero que no sigue y, si lo hace, es en sus facetas más populistas que harían levantar de su tumba al propio Marx y a Hengels.


Escenificando su característico modo populista, que no popular, intenta aunar y entremezclar las creencias del pueblo venezolano para conseguirse su favor. En esa línea ha jurado el cargo "por Cristo, el más grande socialista". No queriendo meterme en la veracidad de la afirmación, Huguito nos muestra ese populismo, al que se agarra como a un clavo ardiendo, en su máximo grado al más puro estilo latinoamericano en una sociedad fuertemente fervorosa.


Hasta aquí, podríamos tomarnos esta toma de poder como una broma de más o menos gusto pero ahí no para todo."No daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma (...), entregaré mi vida en la construcción del socialismo venezolano, de un nuevo sistema político social y económico", con frases como esta debería ponernos los pelos de punta. Este militar, que sacó un muñequito a su semejanza, es capaz de "entregar su vida"en sentido literal, más cuando se cree un iluminado con ese carácter místico que le da a todas sus acciones políticas. Quizá me equivoque pero si fuera de la oposición estaría muy atento, por si acaso.


Latinoamérica es un crisol de tendencias. Podemos encontrarnos a consevadores como Uribe o a socialdemócratas responsables como Lula Da Silva o Bachelet que, gustando más o menos, mantienen una estabilidad tan necesaria. Por desgracia, los hay quienes se aprovechan de las situaciones. ¿Adivinan quienes son? Hagan sus apuestas.

Comentarios

Manu ha dicho que…
Aparte de Mr. Chavez no podemos olvidarnos del gran Evo Morales..
Y tampoco podemos pasar por alto el elemento desestabilizador que supone López Obrador en Méjico.

Algunas lenguas maliciosas dicen que EEUU, al estar tan ocupado con la guerra de Irak ha descuidado su "patio de atrás"...
Duende Crítico ha dicho que…
Manu, esos son los que se valen de los actos al espejo público para ganar popularidad sea como sea. Esto, consecuentemente, hace que se olviden de la verdadera práctica de las ideologías que dicen defender. En latinoamérica han sido de "izquierdas", en otros sitios son de otro carácter...

No puedo estar más de acuerdo contigo, un saludo.
Bachkatov ha dicho que…
He odiado esta entrada de tu blog...
Saludos.
Dimitri
Duende Crítico ha dicho que…
Bachkatov, no hay que coincidir en todo. Sin rencores;-)

Un saludo.
Vagabundo ha dicho que…
http://www.elpais.com/articulo/opinion/limites/paz/elpepuopi/20070110elpepiopi_6/Tes
Vagabundo ha dicho que…
http://www.elpais.com/articulo/opinion/limites/paz/elpepuopi/20070110elpepiopi_6/Tes
Vagabundo ha dicho que…
El artículo de Savater en El País es la más certera disección del cadáver del "proceso". Siento que no pueda vincularla aquí.
http://www.elpais.com/articulo/opinion/limites/paz/elpepuopi/20070110elpepiopi_6/Tes
Duende Crítico ha dicho que…
Vagabundo, no puedo ver el artículo pero lo desearía ;-)

Saludos, espero verte por aquí.
Anónimo ha dicho que…
A “elcuadernodepepeblanco”

Creía yo que iba a aprender cosas en estas páginas, pero, si me descuido, me destartalan lo poco que yo sé.
Lo digo por muchas cosas, entre ellas leer lo malo que es el PP por no colaborar con el Gobierno.
Nunca he creído que la Oposición debe ayudar al Gobierno, sino oponerse.
Eso sí, en los grandes temas, cuando el Gobierno lo hace bien, la Oposición debe colaborar y no servirse de marrullerías para entorpecer.
Ahora bien, si la Oposición ve que el Gobierno, cualquiera que sea, lo está haciendo mal, debe criticarle con toda su energía.
¿Se imaginan Vds. a Alianza Popular indicándole al Gal de los socialistas dónde están los objetivos a secuestrar?
¿Sería normal que alguien de A.P. sostuviera en sus manos el cubo, mientras los del Gal derramaban la cal viva sobre Lasa y Zabala?
¿Alguien cree, por otro lado, que los socialistas debían aplaudir a Aznar cuando envió médicos, enfermeras y soldados a Irak, si el PSOE odiaba la guerra?
El que gobierna debe gobernar bien, y , si lo hace bien, la Oposición debe dejar de lado sus intereses y ayudar. Pero nunca ayudar con los ojos cerrados.
Como este escrito no ha salido en el lugar arriba indicado y los de Vd. sí los leo yo, permítame que me introduzca en su blog.
Duende Crítico ha dicho que…
Permitido usuario anónimo,aquí todo el mundo es recibido. En eso consiste el juego democrático, en la lucha dialéctica aunque en otras cosas deberíamos estar unidos como demócratas que somos.

Un saludo.