Inmovilismo total

Luchando contra corriente con una conexión más lenta que un caracol, uno puede todavía mantenerse algo informado. No voy a hablar de la lotería de Navidad, esa que da tantas alegrías y que siempre toca, en sus palabras, a gente que se lo merece o personas trabajadoras. Ahora, con ese pellizquito podrán pagar la hipoteca y trabajar para vivir. Pues bien, yo no vengo a hablar de eso porque, la verdad, no me interesa ya que no me he hecho merecedor de tan grandes premios. En fín, en medio de un ambiente festivo, Zapatero y Rajoy se reunieron ayer para constatar lo que todos pensábamos: que las diferencias entre PSOE y PP con respecto al "proceso" se mantienen cuando no crecen.

Nueve meses. Ese fue el tiempo que tardaron el Presidente del Gobierno y el lider de la oposición en reunirse de nuevo tras la declaración de alto el fuego decretada por ETA. Desde entonces muchas cosas han cambiado: el inicial apoyo del PP, la tranquilidad en las calles vascas, la opinión de algunas víctimas... Vamos que esto da mala espina y las cosas pintan un poco mal si no se consigue un consenso para acabar con la violencia de una manera justa y acorde con el Estado de Derecho.

Las cosas cambian mucho en nueve meses y la forma de actuar en la política también. La voluntad de unos y otros varía y en medio nos encontramos con una tregua que no sabemos hacia dónde nos conducirá. Aun así, no se puede entender el deseo de determinados sectores de dar un portazo al diálogo. Unas conversaciones que son una de las únicas opciones para acabar con la lacra del terrorismo. Esto, junto con el acoso policial a aquellos grupúsculos que no apoyen la decisión de la ciudadanía, pueden llevarnos a que todo esto llegue a buen puerto.

Ante esto hay una cuestión ineludible ¿están actuando bien todos los sectores políticos? Podemos afirmar, rotundamente, que ninguno lo está haciendo bien. Por un lado, nos encontramos con un Gobierno que no ha llevado a cabo todos los intentos de llegar a un punto común en el que tienen que dar todos su brazo a torcer, por el otro, hay una oposición que no ha depositado la confianza suficiente. Por si no fuera poco, después nos hallamos con unos nacional-socialistas que se dedican a lanzar a sus perrillos a quemar cajeros y sedes del PNV y del PSE. Sin contar el robo de armas y movimientos que están desarrollando en el País Vasco Francés.

¿Estamos en un punto clave para llegar a algo? Sinceramente creo que no, pero todos deberían dar su brazo a torcer en este inmovilismo en el que nos encontramos sumerjidos. Si queremos que nuestra democracia se fortalezca es hora de trabajar, algo que nuestros políticos no saben muy bien lo que es.

Comentarios

fibras ha dicho que…
Como ya he dicho muchas veces, es el mismo perro cn distinto collar.
Lo peor de todo es que la gente piensa que uno son los buenos y otros los malos. Eso no es asi, cada uno defiende sus intereses y el pueblo, por decirlo en términos vulgares como quien dice, se la pela. Parece mentira que demos confianza a impresentables como estos.

Aprovecho tambien para realizar una felicitacion de navidad al duende critico.
Duende Crítico ha dicho que…
En primer lugar quisiera felicitaros a todos esta Navidad. Respecto a lo que señalas Fibras, llevas razón a medias. Me explico.
En esta situación de la que estamos hablando, lo que debería interesar es que todos negocien y hay que decir que en ese diálogo no todos son iguales. Por un lado nos encontramos con unos partidos que defienden un modelo integrador, plural y abierto (partidos constitucionalistas)y por el otro hallamos a Batasuna, una formación que no reniega de la violencia para llevar adelante sus deseos imperialistas. Muchos políticos son semejantes, pero nunca iguales ;-)

Un saludo
Sdan ha dicho que…
Es lamentable la actitud del PP en todo este asunto, que choca incluso con la postura que defiende la derecha (seria) europea.